2. RECOMENDACIONES PARA EL USO DE PROTECTORES BUCALES

Los protectores bucales se usan para prevenir lesiones accidentales de dientes, tejidos blandos y arcos dentales, que pueden producirse durante la actividad deportiva.

Su efectividad para prevenir accidentes está bien probada. Pueden también ayudar a amortiguar el golpe recibido en la región facial y reducir el daño producido en el cerebro y otras partes de la cabeza y el cuello.

Hay tres tipos de protectores bucales:

Clase I Protectores que se venden comercialmente y se usan (Stock o estándar)
Clase II Semi-adaptables (hechos en boca directamente) termoadaptables
Clase III Individuales hechos por un odontólogo sobre la base de modelos

Requisitos de los protectores bucales:

Tener una retención adecuada para permanecer en posición durante la actividad
Permitir una relación oclusal normal
Cubrir el arco maxilar
Eliminar las interferencias
Reproducir la anatomía maxilar
Permitir la respiración bucal
Proteger los tejidos blandos

Los únicos protectores que proporcionan la protección máxima requerida son los individuales, fabricados por odontólogos sobre la base de modelos dentales del deportista y en función de la edad del mismo. Existen protectores especiales para los que tienen tratamiento de ortodoncia.

Los protectores Clase I son totalmente desaconsejados e incluso peligrosos, pues no solo no protegen en algunas circunstancias, sino que pueden incluso producir daños en las encías y en la posición de los dientes.

Los protectores clase II usados frecuentemente por su economía, se ha comprobado que alteran gravemente el crecimiento dental, se desadaptan fácilmente y no deben ser usados en niños en crecimiento. Hay que tener cuidado con los colores pues no hay garantía de toxicidad en algunos casos.

Los de clase III son los mejores por tener una supervisión médica y un control en cuanto a la afectación de los mismos sobre las encías y los dientes.

Los protectores hay que cambiarlos o irlos adaptando frecuentemente sobre todo en épocas de crecimiento.

 
FaLang translation system by Faboba