La sustitución de raíces dentarias mediante implantes dentales de titanio nos permiten actualmente la restitución de las piezas dentales ausentes. Al perder cualquier pieza dental, el hueso comienza a atrofiarse y va desapareciendo poco a poco. 

Cuando no existe un diente o su rehabilitación es difícil o imposible, la sustitución por un implante es la mejor solución, pues permite recuperar de manera fija y cómoda todas las funciones (masticar, hablar, estética, estabilizar las muelas vecinas y antagónicas, conservar el hueso de la zona, etc.). Además, esto evita aplicar sobrecargas a los dientes vecinos, como haría un aparato removible (de quita y pon) o un puente tradicional.

Dependiendo del hueso y de las características de cada persona, los implantes y las prótesis fijas sobre los mismos, se pueden poner en pocas horas o en unos meses. La utilización de implantes con superficie bioactiva y técnicas de regeneración ósea permite rebajar mucho los tiempos de espera para la osteointegración (unión hueso-implante). La superficie bioactiva de nuestros implantes es muy importante ya que permite la unión con el hueso de una forma muy biológica. Además el uso de plasma rico en factores de crecimiento, permite una unión implante-hueso muy íntima, con toda una serie de proteínas potenciadoras de la estimulación biológica ósea.

Para poder realizar un tratamiento implantológico se requiere un estudio previo muy exhaustivo. En Clinica Sant Lluis, nuestro equipo de Cirugía y Prostodoncia Implantológica, le harán el diagnóstico y un plan de tratamiento específico para usted.

FaLang translation system by Faboba